02:19h. Jueves, 13 de Diciembre de 2018

Santa Pola ya cuenta con un Consejo Local de Bienestar, Inclusión Social y Solidaridad, que incluye un Plan de Inclusión Social

El Consejo Local de Bienestar, Inclusión Social y Solidaridad se constituyó ayer en el Ayuntamiento de Santa Pola. Este espacio servirá para articular y constituir grupos de trabajo para actuar en los distintos ámbitos que interesan a la población de la localidad: atención a la infancia, discapacidades, dependencia, drogodependencia, cooperación internacional, vivienda, etc.

En la primera Asamblea Ordinaria del Consejo se ha puesto en conocimiento de los asistentes el trabajo que se ha realizado sobre el Plan de Inclusión y Cohesión Social de Santa Pola. Esta Plan, que se ha llevado a cabo gracias a una subvención de la Generalitat Valenciana, y que lo ha realizado la Universidad de Alicante, tiene un carácter integral y hace referencia a toda la población de la villa. El Plan presenta un diagnóstico sobre diferentes ámbitos de la localidad: trabajo, exclusión material, vivienda, educación, cultura, derechos personales y colectivos, presupuesto y dependencia, entre otros. Este diagnóstico, que está contrastado con datos a nivel nacional y de la Comunidad Valenciana, hay que trasladarlo a unas políticas estratégicas que permitan mejorar cada uno de los aspectos.

Cuando se apruebe, el plan estará vigente hasta 2025, y pretende dar respuesta a muchos de los problemas que hay en Santa Pola, tanto en aspectos temáticos como territoriales. El Consejo a este respecto deberá decidir cuáles son más prioritarios y trabajarlos, para que después puedan llevarse al pleno y se aprueben.

El objetivo del Consejo es trabajar conjuntamente con las asociaciones y organizaciones que día a día buscan la mejora de la localidad y para ello se reunirán una o dos veces al año; pero sus grupos de trabajo lo harán de forma periódica. Se va a seguir una estrategia de acción comunitaria en pro del bienestar y la conciliación laboral. Por ello mismo, animan a todos los representantes de las asociaciones a que se unan a las próximas convocatorias, pero también a aquellos ciudadanos que deseen participar.