03:09h. Jueves, 13 de Diciembre de 2018

Convega y Guardamar del Segura entregan sus diplomas a una veintena de personas desempleadas

Encontrarse en situación de desempleo durante largos periodos de tiempo puede obligar a muchas personas a buscar nuevas salidas laborales, o a recibir formación que acredite competencias profesionales en el sector de actividad en el que venían trabajando. Con estos objetivos en mente, se daban cita en el Aula Formativa del Matadero de Guardamar del Segura una veintena de alumnos y alumnas, para recibir los diplomas que acreditan la formación recibida en las especialidades de “Operador de Carretilla Elevadora” y de “Prevención de Riesgos Laborales en la Construcción”.

Estas acciones formativas han sido posible gracias a la colaboración entre el Consorcio para el Desarrollo Económico de la Vega Baja (Convega), el área de Fomento de la Diputación Provincial de Alicante que encabeza Sebastián Cañadas, la Fundación Laboral de la Construcción y la Concejalía de Promoción Económica de Guardamar del Segura dirigida por Gisela Teva. José Luís Sáez, alcalde del municipio explicaba a los asistentes cómo la Agencia de Empleo y Desarrollo local del ayuntamiento y Convega “se trabaja de manera conjunta para detectar las necesidades formativas existentes, para luego poder programar cursos que sean de interés para la ciudadanía y sean eficaces a la hora de lograr su inserción laboral”.

En este caso, no se trata de dos especialidades cualesquiera, ya que en la actualidad, estos perfiles son ampliamente demandados por las empresas. Concretamente, estudios recientes sitúan la profesión de carretillero como la más demandada por el sector de transporte y logística. Así, el Carnet de Operador de Carretillas Elevadoras, también llamado “Carnet de Carretillero”, es requerido en el 95% de las ofertas de empleo del sector. El manejo certificado de este tipo de vehículos tan versátiles garantiza al empresario un gran rendimiento en el puesto de trabajo desde el primer día así como una correcta seguridad laboral del empleado. De hecho, el curso forma en conocimientos y manejo de la propia carretilla y de transpaleta, pero también en prevención de riesgos laborales y en la prestación de primeros auxilios ante posibles accidentes. Es requerido para personal de mantenimiento, reponedores, recepcionistas u otro personal de almacén, empleados en general que utilicen este tipo de maquinaria.

El segundo perfil de alumnado presente hoy, recibía sus certificados de formación homologados de “Nivel Básico en Prevención de Riesgos en la Construcción”.  Se trata de un tipo de curso que recibieron en el ejercicio anterior cerca de 7.000 personas en toda España de mano de la Fundación Laboral de la Construcción, cifra que se explica por la obligatoriedad marcada en el Convenio General de la Construcción de poseer este título para todos aquellos profesionales del sector que quieran ser nombrados como delegados de prevención, miembros de comités de seguridad y salud, o que vayan a desarrollar funciones de apoyo dentro de su empresa en materia de Prevención de Riesgos laborales.