01:32h. Jueves, 13 de Diciembre de 2018

César Sánchez: “De los 15 trasvases que hay en España el del Tajo-Segura es el único que recibe ataques del gobierno socialista”

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha defendido la necesidad de seguir emprendiendo medidas e iniciativas que devuelvan la dignidad y el agua a los regantes de la provincia y ha reprochado al gobierno socialista que “solo ataque de manera continuada el trasvase Tajo-Segura cuando en España hay actualmente 15 trasvases más para llevar agua de cuencas excedentarias a otras deficitarias”.

“Habrá que preguntarle a Pedro Sánchez -ha apostillado el presidente- porqué se empeña en atacar constantemente a nuestros regantes y únicamente a este trasvase. Los regantes alicantinos y del sureste español tienen derecho a saber el motivo de esta humillación sistemática y de este ninguneo a sus necesidades hídricas”.

En este sentido, el presidente ha concretado que el trasvase Tajo-Segura es de cuantos hay en el país el más importante de todos, jurídica y técnicamente, por lo que “no entiendo la razón de este desprecio hacia nuestros intereses”.

Así lo ha manifestado al término de la sesión extraordinaria de la Comisión Provincial del Agua celebrada hoy, en la que sus miembros han aprobado por unanimidad, exceptuando la abstención de la diputada provincial de EUPV, Raquel Pérez, una declaración de defensa del trasvase Tajo-Segura, de las reglas de gestión que lo regulan y de apoyo y solidaridad con los regantes y con su máximo órgano de representación, que es el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura. 

En el transcurso de la misma, el presidente de la Diputación y de esta Mesa Provincial ha anunciado que ha solicitado ya a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, una reunión con los miembros de este órgano para trasladar el acuerdo adoptado hoy y también para reclamarle la eliminación y devolución del sistema de tasas impuesto a los regantes del trasvase y la conexión de las desaladoras alicantinas con las zonas de regadío, especialmente la de Torrevieja con el Pantano de Crevillente.

La reunión ha contado con la presencia del consejero de Agua y Agricultura de la Región de Murcia, Miguel Ángel del Amor que, de manera testimonial, ha querido sumarse a la defensa del trasvase Tajo-Segura y a la postura de los regantes alicantinos con la finalidad de unir fuerzas ante una decisión injusta, según sus palabras. 

En el texto abordado se indica que no hay duda, tal y como lo recoge la planificación hidrológica vigente desde hace décadas, de la existencia de un grave déficit de carácter estructural en el territorio, tal y como también se determinó en el Pacto Provincial del Agua aprobado el pasado mes de abril. En él se ponía de manifiesto esta situación hídrica deficitaria en la provincia de Alicante y el hecho de que se está paliando con una explotación insostenible de recursos subterráneos y con un uso intensivo de todos los recursos naturales.

Además, el documento perfila que el colectivo especialmente castigado por el déficit hídrico en España es el que representa el Sindicato Central de Regantes del acueducto Tajo-Segura, integrado por 80.000 regantes y cuya única fuente de suministro es el agua aportada por este trasvase. Se trata de una infraestructura de más de 292 km de longitud que desde su puesta en marcha, según ha puntualizado César Sánchez, “constituye un ejemplo de solidaridad, porque los trasvases intercuencas son una de las máximas expresiones de cohesión territorial”.

El responsable provincial ha vuelto a reiterar que más de 100.000 puestos de trabajo directos viven de la agricultura dependiente de este trasvase y aportan al PIB español más de 2.300 millones de euros. Asimismo, las provincias de Alicante, Murcia y Almería producen el 69% del total de las exportaciones de hortalizas de España y el 29% de las frutas. Sin olvidar, tal y como ha concretado Sánchez, el turismo, otro de los grandes sectores que precisa del agua “para poder seguir siendo el motor de nuestra economía, que constituye el 13% del PIB regional”.

En este punto, el presidente de la Diputación de Alicante ha destacado la adecuada gestión del agua que lleva a cabo el Sindicato Central de Regantes, clave en el desarrollo económico y social de la provincia. Por ello, ha enfatizado que “los trasvases no son algo extraordinario en nuestro país, son recursos hídricos habituales que se contemplan en la planificación hidrológica española y que actualmente operan de manera normal y diaria”.

“Según los intereses hídricos en la provincia y según las normas de explotación se podrían transferir hasta 20 hm3 sin embargo, se han acordado de manera incomprensible tan solo 7,5 hm3 para abastecimiento urbano y ninguno para regadío, dejando a nuestro regantes desamparados en el desarrollo de su actividad. No podemos tolerar ni permitir este agravio”, ha lamentado el presidente.