00:22h. Lunes, 10 de Diciembre de 2018

El Ayuntamiento de Alicante califica de “fracaso” la política de Vivienda del tripartito en el Consell y exige que se actúe urgentemente en barrios como el de Miguel Hernández

Israel Cortés, concejal de Infraestructuras del Ayuntamiento de Alicante, y Elisa Díaz, diputada autonómica, han criticado hoy la política en materia de Vivienda llevada a cabo por el Consell desde su llegada al Gobierno de la Comunidad Valenciana.

Ambos han explicado en rueda de prensa que hasta el año 2016 nos tenemos que remontar para recordar la última actuación de la Conselleria en materia de Vivienda. No ha habido ningún tipo de gestión. Los niveles de abandono en los últimos tres años son inéditos en los barrios de Alicante.

“En Alicante gestionamos 700 viviendas del Parque Municipal y sólo tenemos una ocupación detectada, además de tan solo un 10% de morosidad frente al 50% del Parque Público Autonómico. Esto pone de manifiesto que no ha habido ningún tipo de gestión”, ha explicado el concejal Israel Cortés.

“Es difícil no quedarse asustado cuando uno se da una vuelta por esos barrios y ver en qué condiciones se encuentran muchas familias, un deterioro insostenible. Por eso desde nuestra etapa en la oposición pedíamos al tripartito que exigieran medidas al Consell y nos decían que se estaba haciendo, pero la realidad es que sólo en 2015 se celebró una reunión para tratar desahucios hipotecarios. Es la única colaboración que consta en todo este tiempo entre las dos Administraciones”, ha asegurado el edil de infraestructuras.

“En este tiempo no sólo no se han rehabilitado las viviendas sino que tampoco se ha hecho ninguna actuación en las zonas comunes, con el consiguiente deterioro para las zonas. Exigimos nuevamente un calendario por parte de Conselleria para ver qué acciones tienen previstas, cómo se va a actuar y se defina cuál va a ser el papel del Ayuntamiento. Somos los primeros en querer colaborar pero a lo que no estamos de acuerdo es en asumir las competencias, obligaciones y dejadez por parte del tripartito autonómico”, ha finalizado.

En la rueda de prensa celebrada en el Consistorio, han calificado de “auténtico fracaso” la Ley por la Función Social de la Vivienda, a la que se han referido como “Ley Frankenstein”. “El tripartito dedicó su primer año y medio de gobierno a una ley que, como ya advertimos, no aplicarían porque no tenían presupuesto suficiente y porque el Tribunal Constitucional acabaría anulando alguno de sus artículos. Como se puede comprobar, no nos equivocamos para nada”, ha asegurado la diputada popular. “Desconocemos qué criterios se están llevando a cabo para adjudicar la vivienda social, si son los que existían antes o los creados con la ley, lo que ha generado dos listas paralelas de peticiones de vivienda social. No nos han contestado, así que lo único que sabemos es que esta ley que anunciaron como solución a los desahucios es un auténtico fracaso, porque mientras en el resto de comunidades disminuyen, en la Valenciana seguimos siendo los subcampeones de España”, ha explicado.

“El tripartito ha engañado a los ciudadanos al decir que las políticas de vivienda eran una prioridad para su gobierno. Cuando llegaron, no se superaban las 700 viviendas vacías por rehabilitar del parque público, una cifra que actualmente va en aumento. Igual que han incumplido su promesa de rehabilitar 500 viviendas al año o que la ocupación sin título se haya duplicado en solo tres años”, ha argumentado.

Un problema, el de la ocupación, que toca muy de pleno a la capital de la Costa Blanca: “Alicante ciudad tiene tantas viviendas del parque público de la Generalitat habitadas ilegalmente como toda la provincia de Valencia entera: unas 230. En total, son cerca de 730 las viviendas ocupadas en toda la Comunidad; en la provincia de Alicante, más de 460”, ha detallado.

Según Díaz, todo parte del propósito de hacer leyes “fuera de la legalidad y en contra de la Constitución Española, porque se trataba de un grito independentista”, ha asegurado. “En definitiva: las únicas políticas de vivienda que desde la Conselleria se han podido hacer más allá de lo normal ha sido gracias a los sucesivos Planes Estatales de Vivienda aprobados por el Partido Popular”, ha recordado antes de exponer los sistemáticos incumplimientos y rechazo de los requerimientos tanto por parte de su Grupo Parlamentario como incluso del Sindic de Greuges.

Éste, en un informe de marzo de 2016, instó tanto al Ayuntamiento de Alicante (entonces gobernado por el tripartito) como a la Conselleria de Vivienda a llevar a cabo las medidas necesarias para la rehabilitación, regeneración y renovación urbana del Barrio de Miguel Hernández (antes de José Antonio). “A día de hoy y a pesar de que se sigue recomendando actuar con la máxima urgencia porque los edificios del barrio no cumplen con las condiciones mínimas para asegurar la estabilidad estructural, todavía no se ha hecho nada”, ha indicado.

“Se trata de una absoluta irresponsabilidad hacia las 500 familias que viven allí, igual que para las que se encuentran en el Barrio de Virgen del Carmen, donde tampoco se ha hecho nada. Por ello tanto desde el GPP como desde el Ayuntamiento de Alicante, ahora gobernado por el PP, no vamos a dejar de insistir a la Conselleria de Vivienda para que inicie las actuaciones integrales pertinentes en los tres barrios”. “Ese Libro Blanco de la vivienda que anunciaba la consellera hace sólo unas semanas tiene un capítulo, el de Alicante, totalmente en blanco porque no tiene nada escrito”, ha concluido la diputada.